21 mayo 2015

¿Por qué muchos vídeos MOOC son totalmente inefectivos?

Hacer videos de calidad cuesta dinero, tiempo y esfuerzo.

Si estás pensando en construir un MOOC de bajo costo, probablemente reducirás la cantidad de videos.

Según el artículo Why So Many MOOC Videos Are Utterly Forgettable escrito por Lorena A. Barba no son necesarios para lograr una experiencia de aprendizaje de calidad.

La idea fija de considerar los vídeos como indispensables para los MOOCs, cursos online y blended learning es preocupante. No hay evidencia que justifique los altos costos de producción de los videos desde la perspectiva del aprendizaje. De hecho, ya en 1971, Donald Bligh llegó a la conclusión de que "no hay mucha diferencia en la eficacia de los métodos para presentar la información." En este sentido, un video muy bien producido, no es mejor que una conferencia.

Videos y aprendizaje

La autora de este artículo hace referencia a un curso MOOC: "Las estadísticas en Medicina," por Kristin Sainani, en Stanford online. El contenido de este curso es excelente y Sainani es brillante: Ella utiliza muchos ejemplos de la literatura médica que hacen que el tema cobre vida. Los videos de conferencias, se podían ver en iPad. ¡Los conceptos fueron claramente explicados, las explicaciones y los ejemplos ponen las cosas en su contexto y ayudaron a comprender la importancia de conocer las estadísticas!
Pero dos semanas más tarde, no podía recordar algunos de los conceptos, por los que necesitó ver los vídeos una vez más, para clarificar estos conceptos.

La fijación con vídeos en MOOCs, cursos online y blended learning es preocupante.

Ver videos no es mejor (o peor) que asistir a conferencias o clases magistrales.
Los videos son entretenidos, pueden expresar un nuevo concepto de una manera atractiva, pero no necesariamente producen el aprendizaje, por sí solos. Los estudiantes tienen que comprometerse con enfrentar los conceptos de diversas maneras, interactuar con las ideas y problemas, y trabajar a través de un proceso de "asimilación" del material de aprendizaje.

Esto se refiere a un tipo particular de video: la "video conferencia" expositiva, por lo general un PowerPoint narrado y, a veces, un vídeo de "presentación". Estos videos no son mejores (o peores) que las conferencias tradicionales. Simplemente son más convenientes porque no hay necesidad de viajar y exponer en la misma sala con otros estudiantes y el instructor. Y, sobre todo, son mejores porque te permiten detenerlo, rebobinar y ver de nuevo.

A pesar de su popularidad en los MOOCs y las aulas invertidas (flipped classrooms), los videos tienen los mismos problemas que las conferencias regulares: proporcionan una falsa sensación de claridad y son totalmente olvidables.

Por desgracia, la mayor parte de los videos que veo en MOOCs no son muy eficaces. Pongo en duda la razón de gastar grandes sumas de dinero en la realización de vídeos de estilo documental.

¿Para qué son buenos los vídeos?

Instituciones como la Open University del Reino Unido han investigado durante décadas los buenos usos de vídeo, incluyendo casos para mostrar experimentos complejos (o costosos o peligrosos); para ilustrar ideas usando cámara lenta, cámara rápida o animación; para sustituir a una visita de campo; y para demostrar las técnicas o habilidades mecánicas.

La técnica del Screencasts que utiliza anotaciones en pantalla (también conocido como tinta digital) es sin duda útil para tareas y preparación de exámenes, que los estudiantes tienden a utilizar estratégicamente, viendo la totalidad o una porción de un vídeo particular varias veces.

Si se tiene tiempo, se puede añadir un puñado de screencasts para para apoyar alguna teoría, explicar conceptos difíciles o demostrar una técnica. Pero el aprendizaje de calidad puede producirse sin ellos, combinando itinerarios de aprendizaje, esquemas de instrucción, computación interactiva y trabajo independiente del estudiante.

En conclusión

Según la Oficina MITX de Aprendizaje Digital, las clases en vídeos son una característica central en la experiencia de aprendizaje en casi todos los MOOCs. Creo que este consejo es equivocado. Sus recomendaciones para hacer mejores videos están relacionadas con el sonido (sea breve e informal, etc.), pero el énfasis está orientado en la instrucción, y muy poco en el estudiante, que es donde se produce el aprendizaje.

Concentrar la experiencia de los estudiantes en los videos puede afectar las actividades de aprendizaje de orden superior. Es preocupante si los estudiantes pasan casi todo su tiempo viendo vídeos, como si esto pudiera suscitar mágicamente el aprendizaje. Nada reemplaza el trabajo duro.

Los vídeos pueden ser un elemento para la construcción de un MOOC o un curso en línea o “blended”, pero generalmente no es el elemento más importante. Tenemos que reconocer las limitaciones de los vídeos y poner énfasis en el aprendizaje auténtico y no sólo el "compromiso" de ver los videos (tiempo utilizado, número de clics).

Referencias

[1] “Dazzling presentations do not necessarily result in learning.” [Bligh, 2000; p. 121]
Donald A. Bligh, “What’s the use of Lectures?” Jossey-Bass Publishers: San Francisco, 2000 (first US edition of the revised 1971 work)
[2] Derek Muller, “Khan Academy and the Effectiveness of Science Videos.” http://youtu.be/eVtCO84MDj8
[3] Bates, A. (2005) Technology, e-Learning and Distance Education London/New York: Routledge. See: http://www.tonybates.ca/2012/03/10/pedagogical-roles-for-video-in-online-learning/
[4] K. R. Green, T. Pinder-Grover, J. Mirecki Milunchick (2012) “Impact of screencast technology: Connecting the perception of usefulness and the reality of performance,” Journal of Engineering Education, Vol. 101, No. 4, pp. 717–737.
[5] MITx: Video Engagement in MOOCs, http://odl.mit.edu/mitx-video-engagement-in-moocs/
[6] P. J. Guo, J. Kim & R. Rubin (2014), How Video Production Affects Student Engagement: An Empirical Study of MOOC Videos
http://pgbovine.net/publications/edX-MOOC-video-production-and-engagement_LAS-2014.pdf
Este artículo fue publicado por primera vez en la Class Central https://www.class-central.com/report/why-my-mooc-is-not-built-on-video/, bajo licencia de Creative Commons Attribution License CC-BY 4.0.

18 mayo 2015

Resumen de la serie de artículos: Facilitadores en un curso MOOC

Facilitadores - resumen

Me alegra haber recibido tantas visitas/lecturas de estos posts a fecha de hoy 18 mayo 2015!

Vínculos a todos los artículos de la serie:

El tema es de especial actualidad para la enseñanza en línea en general y los cursos MOOC en particular.
El aprendizaje exitoso (y la reducción del abandono) requieren del apoyo de un grupo de facilitadores.

Surge entonces la pregunta: Cómo apoyar el buen desempeño de los facilitadores?

  • Capacitación y orientación previa. 
  • Conocer el diseño instruccional, 
  • Cierto conocimiento y dominio de los contenidos.
  • Experiencia pedagógica

14 mayo 2015

Cualidades de los facilitadores en un curso MOOC

Facilitadores 5

(último artículo de la serie sobre los facilitadores delos cursos MOOC)

Cualidades de los facilitadores en un curso MOOC

  • Debe ser una persona organizada y constante.
  • Ha de estar abierto a cualquier necesidad e inquietud por parte de la comunidad.
  • Debe ser capaz de resolver, o encauzar correctamente al destinatario adecuado, cualquier duda planteada en el interior del curso y hacerlo de forma autónoma.
  • Debe ser honesto y sincero. Cualquier promesa realizada a un participante debe cumplirse.
  • Debe estar interesado en las relaciones personales.
  • Como buen conocedor de las personas debe procurar fomentar la empatía.
  • Debe ser un entusiasta del sistema de formación a distancia y convencido de su validez.
  • No debe estar pendiente de un horario fijo de trabajo ya que, al tratarse de un sistema de enseñanza a distancia y al estar implicadas personas pertenecientes a diferentes husos horarios, la estrategia a seguir no debe ser únicamente la de trabajar en base al huso horario propio. Es mejor conectarse media hora 4 veces al día que 2 horas una única vez.
  • Debe estar dispuesto a conectarse en algún momento durante los fines de semana. Hay que recordar que los alumnos disponen de más tiempo libre los fines de semana y son momentos de mucha actividad en los cursos.
  • Debe ser capaz de ofrecer respuesta inmediata y correcta a las preguntas formuladas, dentro del período establecido. La inmediatez y corrección en las respuestas son las características mejor valoradas por los alumnos en casi todas las encuestas.
  • Adapta su nivel de lenguaje a los distintos interlocutores de manera que sea comprensible. Debe tener buena capacidad de comunicación.
  • Escribe sus mensajes de forma clara, ordenada y estructurada destacando en sus comunicaciones los aspectos más importantes.
  • Escucha e intenta comprender los diferentes puntos de vista y opiniones de los demás aunque no esté de acuerdo con los planteamientos allí expresados, no provocando disputas innecesarias.
  • Conoce y utiliza técnicas de animación de grupos. En todos los procesos de enseñanza-aprendizaje aparecen etapas de depresión, desfallecimiento, intentos de abandono. Debe ser capaz de estimular y animar a cualquier alumno desmotivado. De su intervención adecuada puede depender el éxito o fracaso de un alumno.
  • Es capaz de crear un clima de trabajo reflexivo y cómplice.
  • Está capacitado para tomar decisiones rápidas.
  • Tiene confianza en el equipo de trabajo que le apoya y le respalda entre bambalinas.
  • Debe recordar en todo momento que, si bien el facilitador está para solucionar problemas, puede crearlos al no ser capaz de leer entre líneas los mensajes que recibe e interpretar de manera equivocada su significado.
  • Las diferencias idiomáticas hacen que muchas veces, expresiones o giros típicos en el lugar de residencia del facilitador, sean molestos en otras geografías ya que pueden significar o entenderse de manera diferente. Pero esta cuestión se aprende con la práctica.

Artículos anteriores de la serie:

Extracto del  artículo:

Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.

11 mayo 2015

Funciones detalladas de los facilitadores en un curso MOOC

Facilitadores 4


  • Llevar a cabo una revisión previa completa del funcionamiento del curso. Esta misión es fundamental ya que si los posibles errores se detectan antes del inicio del curso, lograremos descender el índice de preguntas de carácter técnico y el curso discurrirá sin mayores tropiezos. Si por cuestiones técnicas no es posible realizar el curso previamente, es muy conveniente cursarlo junto a los primeros alumnos. Creemos que un facilitador debe conocer completamente el curso en el que va a realizar tareas de facilitación y una manera perfecta para ello es realizar las actividades del propio curso para que pueda interiorizarlas y dar cumplida respuesta a las dudas que se vayan planteando ya que conoce perfectamente lo que se le está demandando.
  • Conocer e informar a los participantes de las características, estructura y metodología del curso; así como de la plataforma donde se sustenta. Es conveniente recordar a los nuevos alumnos de un MOOC que antes de lanzarse a realizarlo revisen y valoren convenientemente las preguntas más frecuentes de la plataforma, incidiendo especialmente en la existencia o no de requisitos previos, fechas claras de inicio y final del curso, agenda semanal de actividades y sobre todo recordándoles que tiene mucha importancia el factor tiempo disponible para realizar las actividades planteadas. Finalmente podemos invitarles a que revisen con tranquilidad y de manera superficial el programa y el interior del curso completo si todos los módulos se activan el mismo día. En caso contrario, que revisen los módulos abiertos. De esta manera pueden hacerse una composición de lugar y conocer de antemano si serán capaces de dedicar el tiempo necesario para acometer el curso.
  • Realizar labores de acompañamiento en los foros del curso y orientación de los participantes, evitando que se sientan solos y abandonados. Ya hemos comentado que la presencia de los facilitadores se ve como la representación oficial de la institución y los facilitadores deben ser capaces de asumir dicha representación.
  • Motivar e implicar a los propios participantes en la gestión del foro, aportando nuevas propuestas e invitando a valorar, mediante el uso del voto, las preguntas y respuestas de sus compañeros y sobre todo motivarles a responder a las dudas planteadas por sus compañeros, cuando conozcan y tengan claras las respuestas.
  • Debe lograr que la comunidad se sienta viva y participe de manera voluntaria en la consecución de los diferentes retos y actividades que se van proponiendo. Cuanto más viva esté una comunidad mayor será el índice de éxito de la misma.
  • Moderar los debates, fomentando el respeto entre los participantes, felicitando o recriminando diferentes actitudes contrarias al clima de respeto y buena convivencia en el interior de la comunidad, recomendando la lectura de la guía del buen uso de los foros de debate y normas de netiqueta16 generales existentes en la red si fuese necesario.
  • Recordar semanalmente las fechas importantes de la agenda del curso.
  • Recolectar resumir y alimentar la sección preguntas más frecuentes con las dudas semanales de mayor incidencia en el curso.
  • Apoyar técnicamente a todos los integrantes del curso, profesores, curadores, y alumnos.
  • Fomentar el trabajo autónomo y el aprendizaje independiente autorregulado de los alumnos. No deben ofrecerse respuestas directas y concretas a las consultas planteadas sino mostrar diferentes caminos que faciliten su búsqueda.
  • Informar sobre el significado de distinciones, “badges”, credenciales, certificados, y cualquier otro término o herramienta disponible en la plataforma, explicando así mismo, el aumento de privilegios que se obtienen en la comunidad al ir aumentando el karma a raíz de las intervenciones y participación activa en los foros.
  • Detectar y transmitir al Curador todas las posibles propuestas y sugerencias de mejora que detecte para que sean analizadas por los equipos docentes correspondientes.
  • Estar informado e informar de cualquier novedad que se produzca en el curso.
  • Estar en contacto permanente con su coordinador y el resto de facilitadores a través de un FORO privado de Facilitadores.
  • Utilizar una hoja de reporte de incidencias que compartirá con el equipo docente y el soporte técnico de la plataforma mediante herramientas colaborativas. En esta hoja el facilitador reportará puntualmente aquellos problemas que no logre dar por resueltos por sus propios medios o que trasciendan sus competencias.
  • Finalmente, incentivar a los participantes para que completen el cuestionario final de valoración del curso.

¿Cuáles son las rutinas de trabajo de un facilitador?


  • Iniciar la jornada entrando en el foro de coordinación.
  • Revisar la hoja de reportes de incidencias del día anterior para observar si se han resuelto los problemas notificados el día anterior.
  • Acceder y revisar los cursos asignados.
  • Detectar en los foros si los alumnos han notificado problemas técnicos de funcionamiento y comprobarlo por uno mismo.
  • Leer todos los mensajes del foro y contestar las dudas y preguntas que vemos que no han sido contestadas. Es bueno dar un margen de 24 horas para que los propios participantes se ayuden entre sí.
  • Determinar, a raíz de la lectura de los mensajes, si existe alguno en concreto que afecte a los contenidos y actividades del curso y deba reenviarse a los curadores del curso.
  • Completar la hoja de incidencias con los errores detectados.
  • Si nuestro curso dispone de Wiki y ha habido novedades revisarla y ayudar a estructurarla. No todos los cursos tienen wiki.
  • Añadir al repositorio la pregunta más frecuente detectada a lo largo de la semana.

Anterior:

Los facilitadores en un curso MOOC
Formación de los facilitadores
Funciones de los facilitadores

Próximo:

Cualidades de los facilitadores

Extracto del  artículo:
Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.
http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:501045/Pedro_COMA_2014.pdf

03 mayo 2015

Funciones de los facilitadores en un curso MOOC

Facilitadores 3

En un curso a distancia de estas características, la primera sensación clara que el alumnado percibe es la no existencia visible de la figura del docente interactuando con los alumnos. Es más, se le informa de este hecho en las preguntas más frecuentes del curso. Transcribimos la pregunta más frecuente de UNED COMA en su totalidad.

¿Cómo me comunico con los profesores, participantes y con UNED COMA?

La interacción en UNED COMA es fundamentalmente a través de los canales sociales (debates). Estamos ante un nuevo modelo de «auto-aprendizaje» social, en comunidad, donde son tus propios compañeros los que mejor te ayudarán a resolver dudas. Los foros han de ser el canal principal donde resolver la mayor parte de las dudas.

En estos entornos la interacción por correo electrónico con los profesores no está disponible. Ellos se encargarán, durante los periodos de convocatoria, de entrar a los foros para resolver dudas recurrentes que no se resuelvan de manera natural por los propios participantes en los foros.

Adicionalmente, existe un canal de CONTACTO con la plataforma permanente disponible al final de cada página de la plataforma. En cualquier caso, este canal está diseñado para atender incidencias o peticiones que no puedan resolverse en los foros ni en esta sección de preguntas frecuentes.

A pesar de ello, aparecen constantemente preguntas relacionadas con la solicitud del correo electrónico de los profesores.

Lo que nos indican estas preguntas es que si bien lo deseable en alumnos a distancia es que sean independientes, con una alta motivación intrínseca, capaces de autorregular su aprendizaje, autoevaluarse constantemente, seguir pautadamente la agenda y sobre todo tener aptitudes y competencias en la búsqueda y discriminación de la información existente en la red, nos encontramos en la vida real con alumnos claramente dependientes, que están en plena fase de aprendizaje y todavía no han adquirido las competencias suficientes para poder abordar un curso de estas características. Estos alumnos son las personas que más participan en los foros de debate y los que mayor demanda de atención precisan.

Tenemos que recordar que este tipo de cursos son en abierto y cualquier persona puede matricularse en cualquiera de los cursos, disponga o no del nivel académico que se solicita. Esto genera grandes diferencias de ritmos de trabajo, pudiendo llegar a frustrar a los alumnos menos competentes al ver cómo sus compañeros avanzan muy rápidamente.

Al no poder entrar en contacto directo con los miembros del equipo docente y verse desbordados por la continua sucesión de mensajes en los foros, son los alumnos con mayor grado de riesgo de abandono.

Tenemos que pensar que en un curso con 35.000 alumnos, pueden generarse al día en el foro de debate más de 1.000 mensajes si existe algún problema que impide el avance a través de los módulos del curso y su seguimiento es imposible para cualquier alumno que puede dedicar una o dos horas al día, como máximo, para el seguimiento del curso. Si un alumno no puede acceder al curso a lo largo de una semana, cuando lo logra, el volumen de mensajes que se encuentra sin leer es brutal y desesperante desanimando a cualquiera.

Por otra parte, los ritmos de aprendizaje son diferentes entre los alumnos dependiendo de sus competencias y el tiempo disponible. Una persona puede estar acabando el curso y otra encontrarse empantanada en el módulo 1 con un problema que es incapaz de resolver.

Está claro que ante una casuística tan diversa no existe otra opción que dotar al sistema de una atención profesional personalizada en el interior de los foros de la plataforma que sea capaz de solventar o reconducir los problemas que se generen y aminorar las posibilidades de abandono de los alumnos, que en este tipo de cursos son muy altas. De esta manera, los alumnos no se sienten solos institucionalmente y reciben apoyo y soluciones a sus problemas. Este es el rol que ocupan los facilitadores en un curso COMA. Vamos a ver con mayor profundidad cuáles son las funciones que realiza habitualmente y las herramientas con las que puede dotarse para que su trabajo sea más productivo y eficiente.

Anterior:

Próximo: 

Funciones detalladas de los facilitadores

Extracto del  artículo:
Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.
http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:501045/Pedro_COMA_2014.pdf

30 abril 2015

Formación de los facilitadores en un curso MOOC

Facilitadores 2


  • Dispone preferentemente de una titulación superior aunque se valorará positivamente encontrarse en últimos cursos de especialidad en la misma área de conocimiento que el curso que debe facilitar.
  • Tiene competencias informáticas y es capaz de utilizar habitualmente varias aplicaciones ofimáticas.
  • Es un conocedor experto del arte de navegar a través de Internet y conoce en profundidad los diferentes navegadores existentes en la actualidad.
  • Es capaz de crear y editar páginas Web.
  • Es experto en conversión de formatos de archivo.
  • Conoce en profundidad diferentes modalidades y sistemas de transferencia de ficheros y para él, la nube no es una masa de vapor acuoso suspendida en la atmósfera.
  • Ha diseñado un curso administrándolo o ha tenido a su cargo un curso completo y por tanto es un especialista en la administración de la plataforma donde se vaya a impartir el curso. En caso de que no sea su caso, es muy conveniente que realice algún curso COMA de creación y administración de cursos.
  • Idealmente, tiene experiencia docente a través de la plataforma donde se imparte el curso.
  • Sabe utilizar técnicas de motivación y captación de interés del alumno.
  • Domina técnicas de comunicación escrita a través de Internet.
  • Conoce las normas de la netiqueta y sabe reflejarlas en sus comunicaciones.
  • Es capaz de gestionar grupos de trabajo.
  • Tiene interés por la formación continua y la actualización de conocimientos. Le preocupa estar siempre al día. Curiosidad tecnológica.

Anterior:
Los facilitadores en un curso MOOC

Próximo: 

Funciones de los facilitadores en un curso MOOC

Extracto del  artículo:
Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.
http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:501045/Pedro_COMA_2014.pdf

27 abril 2015

Los facilitadores en un curso MOOC

 Facilitadores 1

En las 5 siguientes entradas de este blog, revisaré las características, funciones, formación y actitudes recomendadas para un facilitador, en base al artículo:

Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.
http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:501045/Pedro_COMA_2014.pdf

¿Por qué son interesantes los cursos COMA o Curso Online Masivo y Abierto (MOOC)?

  • Son muy interesantes porque diseminan el conocimiento entre la sociedad, alcanzando a nuevos públicos y mejorando la reputación de las instituciones, que de esta manera se publicitan como entidades innovadoras y fuentes de conocimiento de gran calidad. 
  • Las instituciones públicas devuelven a la sociedad de esta manera la inversión que la sociedad ha realizado en ellas.
  • Permiten a cualquier persona seguir formándose a lo largo de su vida de una manera muy especializada y tener nuevas experiencias de aprendizaje de manera gratuita, bien sea su interés último conseguir una acreditación o reconocimiento o bien, únicamente formarse convenientemente ante una necesidad o inquietud intelectual.
  • Sirven a los docentes como forma de promocionar su actividad docente y sus publicaciones y de esa manera atraer a nuevos estudiantes a cursos reglados y de formación permanente y continua. Así mismo logran aumentar sus invitaciones a conferencias y congresos al ser autores más populares.
  • Al ser gratuitos y en abierto no se necesita ningún requisito académico previo. Aunque siempre se deja en mano de las distintas instituciones y equipos docentes indicar y fijar los niveles o requisitos mínimos previos necesarios para poder cursarlos con garantía de éxito.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre un curso COMA y uno tradicional en línea?

Las cinco grandes diferencias, que consideramos fundamentales, entre un curso tradicional a distancia en línea y un COMA son:
  1. La diferente composición de los equipos de trabajo implicados en las distintas fases de creación, desarrollo, diseño instruccional y puesta en ejecución de un curso.
  2. La distinta procedencia y nivel educativo del alumnado inmerso en un curso COMA, pasando de un espacio geográfico local restringido a uno universal, globalizado.
  3. La diferente atención personalizada que recibe el alumnado en este tipo de enseñanza – aprendizaje, apenas inexistente en los cursos COMA.
  4. El diferente sistema de evaluación que se utiliza en uno u otro tipo de curso. En un curso COMA no se puede realizar un seguimiento personalizado del alumnado y se deben idear ciertas actividades de autoevaluación o evaluación entre pares que liberen al equipo docente de tener que realizar un seguimiento agotador a las actividades realizadas por los alumnos.

Próximo artículo: 

Formación de los facilitadores en un curso MOOC

Extracto del artículo:
Marauri, P. M. (2014). La figura de los facilitadores en los Cursos Online Masivos y Abiertos (COMA / MOOC): nuevo rol profesional para los entornos educativos en abierto. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, volumen 17, nº1, pp. 35-67.
http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:501045/Pedro_COMA_2014.pdf